Filosofía

Para qué
De vidaDe Servicio

Folosofía de Vida

Explorador que disfruta del aprendizaje en cada experiencia, privilegiado, afortunado y agradecido.

Menos atrevido de lo que le gustaría aunque seguro de si mismo y con afición por la conquista personal. Auténtico, amable y muy exigente en el rendimiento, le gusta rodearse de personas preparadas y generar bienestar a través del autoconocimiento y del crecimiento y evolución personal.

Su autoexigencia le lleva a trabajar más cómodo de manera muy específica y personalizada. Absolutamente todo lo que hace lo intenta hacer lo mejor posible.

Transigente, comprensivo y compasivo, dirige su atención a cuidar a los demás. Empático y sensible, en su forma, utiliza sus habilidades y aptitudes para generar bienestar, seguridad y motivación.

Le hace sentirse bien que que cualquier persona que pase por su vida mejore. Le gusta provocar y sentirse diferente. Muy ambicioso en sus retos con los que pretende trascender, sin la necesidad de reconocimiento público. Enfocado especialmente en las emociones admira los cambios en la cultura y el comportamiento humano.

En líneas generales su objetivo es pasarlo bien y atreverse a sufrir y disfrutar al máximo de cada momento.

“Somos nosotros y lo que hacemos con nuestras circunstancias”

Filosofía de Servicio

Lo primero que suele decir es que no trabaja, tras lo que esconde una dedicación absoluta en cuidar a quienes le rodean, porque seguidamente comenta que está disponible todas las horas de todos los días del año. Además suele añadir que cuando algún deportista le ha llamado o conocido, ya está disponible para él, para siempre.

Intenta ser original y atractivo en su presentación, busca la diversión y el sentido del humor en situaciones impensables. Es creativo y diferente para cada persona. Mantiene con certeza que la persona más importante de su mundo es cada uno con quién se relaciona en cada momento.

Puede ser provocador y atrevido para los demás e incluso ofensivo por momentos, cuando lo que se necesita es reconocer un cambio, al mismo tiempo mantiene su amabilidad, educación y respeto siempre.

Cuando la situación lo merece sabe dar soluciones urgentes que el deporte de élite necesita y sabe cuándo esperar con mucha paciencia, manteniendo que cada uno debe protagonizar su vida y experimentar para crecer.

Para cada deportista utiliza un formato de visitas, sesiones o acompañamiento a medida. Se adapta con mucha facilidad a los cambios y se mantiene enfocado en el rendimiento, a veces a pesar del deportista.

Con una amplia formación en el sector emocional, mental y deportivo, identifica el estilo de cada deportista para facilitar su evolución, sin olvidar pasarlo bien y disfrutar de cada momento.

También aporta en momentos oportunos el conocimiento o relaciones que responden a los intereses de cada jugador, entrenador o árbitro. Así aprovecha los vínculos con profesionales de otros deportes, especialistas médicos, nutricionistas, preparadores físicos específicos, readaptadores, psicoterapeutas o cualquier técnico que interese… además de relacionar puntualmente a entrenadores, jugadores y árbitros entre ellos.