Artículo publicado por Mábel Galaz  en El País el 11 de agosto de 2008. Ver aquí el artículo completo.

A ritmo de cumbia, merengue, bachata, reggaeton, canciones house y disco se cocinó el espíritu de la selección. Pepe Reina, el segundo portero, y Sergio Ramos fueron los artífices de una cinta de música que se convirtió en el amuleto de España en la Eurocopa. Son 17 canciones que Ramos eligió y que Reina se encargó de que todos corearan con la complicidad de Javier Enríquez, el técnico audiovisual de la selección.

“Un día al subirnos al autobús después de un partido le di al conductor la cinta y le pedí que la pusiera sin decir nada. Fue una sorpresa. Todos nos pusimos a cantar, y, ese día, me di cuenta de que podíamos hacer algo grande porque allí había un grupo unido”, cuenta Enríquez.

Ver aquí el artículo completo.